sábado, 12 de septiembre de 2009

Me estafaron

Hola de nuevo a todos.

Una miseria más de mi vida laboral (espero que no os resulte demasiado aburrida, pero necesito denunciar esto). Como ya he dicho alguna vez trabajo (dentro de 2 días podré decir trabajaba) en la empresa Energuía Web que lleva, entre otras cosas, la atención al cliente de Iberdrola. Pues bien, tras unos meses siendo un teleoperador llano, es decir, del servicio generalista de la atención al cliente, me vino la jefa de la plataforma a ofrecerme un cambio (un reto, decía ella). Parece ser que estaban contentos de mi manera de trabajar y de mis modos con el cliente y querían pasarme a un nuevo departamento comercial donde, evidentemente, había que vender. Yo no he vendido nada en mi vida, es más, creo que soy un pésimo comercial, pero ante la promesa de comisiones que diesen colorcillo a mi exiguo sueldo y con la posibilidad de cambiar de aires en la empresa, acepté. Pensé que no podía ser tan malo (iluso de mí).

Abro ahora un paréntesis para contar algo de mi curro: Si alguien ha trabajado en un call center de alguna gran empresa, sabrá que esa empresa suele tratarte como un puto número para hacer tantas llamadas, tantos minutos de conversación o tantas ventas, y si te pica te rascas y si no te gusta te vas. Pero en esta empresa vi, no sin asombro, que la jefa de la plataforma y muchos supervisores tenían otros modos, otra forma de trabajar, una preocupación por lo que le preocupa al trabajador... en definitiva, otro estilo. Había muchas cosas que funcionaban igual que en la mayoría de empresas, pero parecía que había una voluntad de ir cambiando esas cosas paulatinamente. Tengo que decir, y es lo que más me revienta, que llegaron a engañarme, llegué a creerme esa patraña. Al final he visto que esta empresa y la jefa de la misma, han demostrado ser igual que todas, o peor. La estrategia está muy bien pensada: proyecto una imagen humana y bondadosa; hago ver que me preocupo de las personas; tengo una recua de perritos falderos que me hacen el trabajo sucio (la presión, el apretamiento de tuercas...) y cuando alguien se queja, llego yo (la jefa) haciendo ver que no soy responsable de esas presiones y quedo como una salvadora.

El uso de las típicas estrategias yankis de motivación grupal, de lavado de cerebro, combinado con un hábil uso de la implicación personal (no te puedes quejar de nada por que soy super colega -aunque jefa- y me voy a sentir muy dolida si lo haces), me llevó a comenzar a quejarme (junto con otros compañeros) porque de las comisiones prometidas nadie sabía nada, porque cada día se nos presionaba más y porque empezamos a ver la verdadera cara de algunos de los perritos falderos de la jefa, que estaba de vacaciones y tenían que hacer méritos. Estos perritos (en realidad una mezcla entre caniche coñero y sicario de una mara) venía por la mañana de bromitas y de colegueo y a la mínima te pegaban el hachazo intentando impedir a toda costa que los compañeros nos pusiesemos de acuerdo para hacer piña. Se atrevía a decirnos que no teníamos derecho a exigir nada porque los números del grupo (un grupo que llevaba menos de dos meses en funcionamiento) eran muy malos. Y encima cuando vuelve la jefa de vacaciones va diciendo por ahí que está muy dolida porque hemos dudado de ella cuando nos prometío que tendríamos comisiones por venta. Pues bien, la palabra de esta energúmena vale menos que cero porque yo, al irme de la empresa (por lo legal, avisando con 15 días, etc...) me dicen que las comisiones del mes de agosto no me las van a pagar. La tipa se atreve a decir: - Ya sé que es injusto, pero ha habido muchas cosas injustas por ambos lados- y remata diciendo - ¿Tienes alguna pregunta más?

Así que esta tipa que se las da de ofendida y que sólo quiere tener perritos dóciles que le rían las gracias, entiende la discrepancia como una injusticia. Por supuesto, no te atrevas a pedir vacaciones, cambios de días ni nada por el estilo porque se descojonan en tu cara. Sin embargo debe haber de manera unidireccional (es decir, tan sólo por parte del trabajador) un espíritu positivo que mantenga un ambiente de trabajo agradable, pero ¿ellos? ¿qué coño hacen ellos? Pues nada salvo presionar y abroncar al que se sale de la senda.

Espíritu de secta con la gurú Virginia a la cabeza, y muchos perritos falderos a la cola. Si no te gusta (como dijo una de mis supervisoras a un compañero) ya sabes dónde está la puerta. Y encimas serás un ser injusto e insolidario que no sabe trabajar en equipo porque no aceptas el pensamiento único si te atreves a discrepar. Vive Dios que prefiero mil veces a la típica empresa cabrona que se la ve venir a la legua que a esta panda de mentirosas manipuladoras que hacen un ejercicio de manipulación psicológica de la peor calaña.


Uf, menudo chapa que he soltado. Perdonad por la extensión, pero es algo que necesitaba decir en público: Energuía Web, Accentur, Iberdrola... una panda de hijos de puta con sombrero (menuda novedad) gracias a que sus mandos intermedios son gente de la peor calaña (tirados, arrastrados, trepas...) y los trabajadores rasos tienen pocas opciones: lamer culos, quemarse, pasar de todo... Bah! Moraleja: No te fíes, no te fíes, NO TE FÍES!!!

Hasta pronto. (Ya iré contando mis dos últimos días de trabajo que se preven divertidos por aquello del "Pa' lo que me queda en el convento, me cago dentro").

11 comentarios:

José Agustín dijo...

bueno... me parece todo muy bien, sobretodo porque criticar de manera no constructiva es fácil y gratuito.
Porque, ¿tú sabrías cómo hacer las cosas para que la interrelación entre compañeros, encargados de grupo, responsables de negociados y jefes fuera más cordial y sincera mientras que la empresa sea competente y obtenga beneficios?
Tío si tienes que criticar algo así, hazlo al menos en verso, que sería más original.
Por otro lado, si la tía esa decide no pagarte lo que te había prometido, y la cantidad merece la pena, no dejes que se rían de ti.
Si la cantidad no merece la pena me llamas y la esperamos a la salida, que últimamente me gusta más desahogarme, ya sabes que tú eres más de pluma y yo de espada...

Rodrigo Manchado dijo...

Y tú eres...? El Churry??

Anónimo dijo...

Que grande eres Rodri!!! ya sabes que estos sitios funcionan todos igual...

Luiskuen dijo...

Líbrame Dios de los mansos que ya me libro yo de los bravos.

P.D: Llámalo Dios o llámalo (x)

Ánimo Ro

Rodrigo Manchado dijo...

Ay Kuen, esa es la frase perfecta!!

Anónimo: Quién eres??

Raúl dijo...

Yo creo que cuando la tipa esa te dijo que eras injusto no se refería a lo que habías hecho, ... sino a lo que vas a hacer.
Tienes dos días. No los desaproveches. Que marquen un antes y un después. ¿Qué van a hacer? ¿Echarte?

Traspasaomañana dejarás de ser un número. Mientras tanto, móntalo. El número, digo.

Un abrazote, campeón.

Anguita.

Anónimo dijo...

Hola Rodrigo

Te pongo este sitio por si no lo conoces para que des a conocer esta historia en el foro de los trabajadores de esta empresa y de todos las de los teléfonos del cliente de Iberdrola.

http://www.iberdroladigame.co.cc

Rodrigo Manchado dijo...

Muchas gracias, Anónimo, no sabía de la existencia de esta web.

Anónimo dijo...

Rodrigo,

Que suerte poder marcharte!!!

Esta gente que se ha llenado la boca hablando de lo mal que lo han hecho otros y de lo buenos que son ellos que se preocupan las personas, son unos HIPOCRITAS CON MAYUSCULAS.
Al menos me congratula pensar que despues de unos dias TODOS nos damos cuenta de la estrategia de un engominado gerente, una justiciera social de planif, y una jefa colega, que no son mas que una panda de TRAPICHEADORES Y MENTIROSOS..

Rodrigo Manchado dijo...

Aaaaaaamén.

madein_morocco dijo...

gracias por su llamada a iberdrola BUENAS ... jjjj, aqui siguemos compi lo de tu jefa de plataforma ya se ha ido se cambio de compañia y much@s les estan hechando de menos , tenemos nueva jefa , y en principio hay muchas novedades no tenemos ni correo y q van a quitar la pausa de aseo. entre otras maldades....para cualquier consulta llame al telerfono 901102210 para saber el estado de la averia....